Naturavetal Logo

Especial perro de terapia

Patitas en el corazón - Conocemos a Alaska, la perra de terapia de la familia Naturavetal®

Los humanos y nuestros perros hemos evolucionado juntos desde tiempos inmemoriales. El cazador-recolector se hizo sedentario y el depredador salvaje se unió y se dejó domesticar, no sin interés. Durante miles de años nos hemos cuidado mutuamente, y como cuidadores asumimos la responsabilidad de una vida larga, sana y feliz juntos. Este fuerte vínculo se ha hecho aún más fuerte en las últimas décadas.

Línea de asesoramiento de Naturavetal®

Nuestros expertos estarán encantados de asesorarle personalmente.

Si tiene alguna pregunta sobre este tema, estaremos encantados de ofrecerle un asesoramiento completo.  

Puede ponerse en contacto con nosotros
de lunes a viernes de 9.00 h a 14.00 h

Perro de terapia en acción

Hoy en día hay muchos perros que hacen algo especial por las personas en el día a día. La gran labor de los perros de terapia no es casualidad, los dueños de estos animales saben muy bien que el perro debe estar en plena forma y lleno de vitalidad, además de tener los nervios y las ganas de poder realizar este trabajo, que en el mejor de los casos no se siente como trabajo en absoluto. Alaska, el pastor suizo, es una joven perra maravillosa que hemos tenido el placer de conocer en la familia Naturavetal. Durante sus visitas periódicas al hospital, conoce a muchas personas y contribuye a su recuperación y bienestar. Su historia y su trabajo hablan por sí solos, y estamos encantados de que siga en plena forma con nuestra alimentación.

Los primeros días como perra de terapia

Cuando Linda-Maria Vietz se hizo cargo de la perra pastor blanco suizo Alaska del criador a la edad de 8 semanas, ya estaba claro que la perra completaría algún día su adiestramiento como perro de terapia. La Sra. Vietz, que llevaba más de 10 años entrenando en el club de deportes caninos de Ederbergland, se dio cuenta, a través de un informe, de los efectos positivos que tienen los animales en las personas y del papel especial que puede desempeñar un perro de terapia en la vida de las personas necesitadas.

Esto despertó el entusiasmo de la Sra. Vietz, que inmediatamente preguntó por este tipo de adiestramiento. Como resultado, Alaska pudo conocer muchos ruidos diferentes, niños, otras personas y perros en su primera fase de adiestramiento. Alaska estaba muy orientada a las personas y dispuesta a trabajar desde el principio. Entonces como ahora, Alaska es muy atenta y aprende increíblemente rápido.

¿Cómo puede ayudar un perro de terapia?

Alaska acompaña todos los días a la Sra. Vietz al hospital. Allí visitan a pacientes sometidos a quimioterapia, pacientes paliativos y pacientes con ictus, entre otros. También visitan regularmente un hospicio y una residencia. La Sra. Vietz describe con pasión lo sencillo y al mismo tiempo encantador que puede ser el efecto de un perro en las personas: "Olvidan su sufrimiento durante un breve periodo de tiempo, se distraen o aprenden algo nuevo. Con la terapia asistida por animales todo es posible". Las personas mayores que solían tener animales también guardan buenos recuerdos: cómo el tacto del pelaje y su calidez, que hace que al paciente le brillen los ojos cuando abrazan al perro o cuando este los invita a mimos posando cariñosamente su nariz o su pata sobre su pierna. Alaska está encantada de entregarse por completo a "sus" pacientes con su efecto tranquilizador y levantador del ánimo: ¡siempre da el 100%! A veces, Alaska incluso se acuesta en la cama con los pacientes cuando estos no pueden levantarse por sí mismos.

Estos efectos positivos sobre los enfermos han quedado demostrados por numerosas experiencias y estudios. Por eso, en la actualidad hay visitas regulares de terapeutas caninos en muchos hospitales o instituciones públicas, como guarderías y residencias de ancianos.

Los efectos beneficiosos de la terapia asistida con animales

Los efectos positivos de la terapia asistida con animales en el ámbito fisiológico incluyen la disminución de la presión arterial, la estabilización del sistema cardiovascular, la mejora del equilibrio y la coordinación; en el ámbito social, por ejemplo, la transmisión de afecto y una sensación de bienestar, además es un buen rompehielos, ya que la terapia facilita la conversación, se superan las inhibiciones y en el ámbito psicológico encontramos que promueve la actividad, aumenta la autoestima, estabiliza el bienestar o reduce la ansiedad. Por cierto, la Sra. Vietz y Alaska llevan a cabo todas estas misiones y servicios de visita de forma voluntaria y gratuita en su tiempo libre. Las dos necesitan golosinas para su gran labor, que los pacientes dan a Alaska con gran entusiasmo. A veces, los pacientes incluso tienen que resolver pequeñas tareas con las golosinas de pescado en forma de estrellas, o encargar tareas a Alaska, y ella tiene que mirar tranquilamente y esperar a que le den el premio.

El perro de terapia en la vida cotidiana

Por supuesto, a Alaska también se le permite ser un perro y disfrutar de largos paseos con amigos perrunos con los que puede retozar salvaje y extensamente. Los dos también han empezado a hacer canicross y quieren participar en rally obedience. A Alaska le gustan mucho los juegos de búsqueda, porque incluso un perro de terapia necesita su momento de relajación para equilibrar su gran responsabilidad. Al fin y al cabo, Alaska tiene que leer el estado de ánimo de los pacientes a la velocidad del rayo y adaptarse a él, debe poder contar con sonidos o gestos exagerados o repentinos de los pacientes y ser capaz de soportarlos de forma relajada sin ponerse ella misma nerviosa. Esta concentración pasa factura, y una alimentación natural, saludable y llena de energía vital es muy importante para favorecer la resistencia, el rendimiento y la concentración de forma natural. La mamá, la Sra. Vietz, también lo sabe y se asegura de que en la dieta diaria de su perro no falte Canis Plus Pienso de Ave de corral o Sport, e incluso nuestras golosinas 100% naturales.

Este tipo de soberanía es el resultado de una gran crianza y conexión entre Alaska y su dueña, que se ve favorecida por una alimentación sana y nutritiva. Porque una dieta natural con mucha carne, adecuada a su especie y la ausencia total de aditivos y aromatizantes sintéticos, mantienen su cuerpo y su mente en forma para que esté preparada para actuar. Y a Alaska le encanta demostrarlo durante todo el día. Alimentada, querida y con un desafiante trabajo, la perra de terapia Alaska lleva una vida feliz y satisfecha como un perro al servicio de sus pacientes.

Puede seguir a Alaska en Facebook aquí

Si tiene alguna pregunta, no dude en ponerse en contacto con nosotros por teléfono. Estaremos encantados de asesorarle. Puede localizarnos de lunes a viernes de 9.00 h a 14.00 h en el 872 - 208 141 o por correo electrónico en: info@naturavetal.es.

Muestras de alimentos Naturavetal®

Estaremos encantados de enviarle muestras de piensos y ayudarle a elegir la variedad adecuada

La Newsletter de Naturavetal®

Nuestra newsletter le informamos sobre las últimas novedades en alimentos para perros y gatos.