Mi Naturavetal
buscar naturavetal.es

Resumen: alimentos venenosos para perros

Lo que nos gusta y encontramos en nuestra dieta diaria es a menudo un gran problema para nuestros familiares de cuatro patas. Porque no todo lo que encontramos delicioso, también es adecuado para alimentar o recompensar a nuestros perros y gatos y a veces, puede ser realmente peligroso. Lamentablemente, los peligros acechan en todas partes: en su propia casa, en una caminata diaria o en un viaje juntos. Un ejemplo: los perros aman las cerezas, las ciruelas, los melocotones y otras frutas. ¿Por qué? Porque la fruta muy madura que cae sabe dulce. Sin embargo, grandes cantidades de ella pueden causar indigestión. Incluso si los huesos que contiene la fruta se mastican o se comen, existe el riesgo de intoxicación por ácido cianhídrico. Los huesos de la fruta contienen un glucósido liberador de ácido cianhídrico, que puede causar trastornos neurológicos.

Además de las frutas de su propio jardín o las frutas maduras y caídas en los caminos de tierra, hay otras fuentes de peligro aparentemente inocentes, a través de la comida y las golosinas. Especialmente los cachorros lo prueban todo, incluso las cosas que no saben tan bien, como las colillas de cigarrillos. La dosis letal aquí es de 5 a 25 g de tabaco seco. Incluso si tu perro bebe de los charcos en los que nadan las colillas de cigarrillos, existe el riesgo de intoxicación mortal. Los alimentos que los perros no deben comer, ya que pueden ser tóxicos o incluso mortales para ellos, los explicamos en los siguientes consejos útiles.

Trampas de comida y otras fuentes de peligro en el hogar y en la calle

Muchos peligros ocultos acechan en el hogar, incluso en objetos y alimentos que son completamente inofensivos a primera vista. Los perros pueden tragar los textiles que se encuentran, como los calcetines, y provocar una obstrucción intestinal. Lo mismo se aplica a los cables o juguetes para perros de plástico blando. Especialmente los juguetes demasiado pequeños pueden ser potencialmente mortales, porque si se ingieren provocan asfixia o una obstrucción estomacal / intestinal. Algunos medicamentos que son útiles para los humanos son totalmente peligrosos para los perros. Un perro nunca debe ingerir aspirina, paracetamol, ibuprofeno o diclofenaco. También se requiere precaución para los productos de limpieza, detergentes y desinfectantes del hogar. Especialmente tóxicos son los limpiadores de desagües e inodoros. Incluso las toallitas para limpiar pueden contener sustancias químicas que pueden entrar en el cuerpo a través de las patas y de la piel al lamerse y limpiarse las patas. El uso regular de estas toallitas y el contacto con el animal pueden acumular una cantidad poco saludable de sustancias químicas en el cuerpo del perro y causar envenenamiento progresivo.

Por favor, también presta atención a lo que tiras a la basura y especialmente si tu perro tiene la oportunidad de hurgar en la basura. Básicamente, un perro no debe comer nada que ya haya sido tirado.

Pero en la basura también se esconden los peligros de varios alimentos que a las personas les gusta comer. Incluso si hay restos pequeños de chocolate o cebollas dentro, puede ser muy dañino para el perro.

Además de la ya mencionada fruta muy madura y caída, las trampas ocultas de comida para los amigos de cuatro patas están en tu propio jardín o en el paseo diario, especialmente en forma de químicos invisibles o pesticidas. Los pesticidas se adhieren a los tallos de las plantas y las hierbas, entre otras cosas. Se pueden lavar con la lluvia y acumularse en charcos. El peligro radica en lamer o comer las hierbas o beber de los charcos. Los animales pequeños que han muerto por pesticidas pueden ser peligrosos si se los comen. Los fertilizantes o pesticidas, como el veneno para ratones o ratas y los cebos para hormigas son extremadamente tóxicos. El grano venenoso para caracoles es muy peligroso porque tiene un sabor dulce y, por lo tanto, les gusta a los perros y se lo comen. El efecto del grano para caracoles es incluso más rápido que con el veneno para ratas: solo 30 minutos después de la ingestión, tu perro podría estar muerto. Por lo tanto, ten cuidado en casa y en el paseo y enseña a tu perro que no puede comer nada que tu no hayas permitido.

No solo el perro, hay que educar a toda la familia.

Viene la visita del domingo, o tú vas de visita a ver familiares o amigos, hay pasteles, que están hechas con azúcar de abedul. Y como el perro pone su cara más bonita, obtiene un trozo extra grande. Tal vez sea incluso un pastel de chocolate. En el viaje a la clínica veterinaria más cercana en un apuro no se piensa en este momento. O el perro está con amigos que le cuidan y están tan contentos con su presencia, que comparten con él el sofá y la caja de bombones, porque quieren darle al perro un regalo muy especial. Por favor explica bien a la familia, a los amigos y a los conocidos, lo que es realmente aceptable para el perro. Una vez que estés lejos de tu mascota, asegúrate de que la persona que se queda con ella, incluso durante una hora, sea realmente consciente de lo que un perro o gato puede comer y lo que puede ser peligroso. Del mismo modo, el animal a tu cargo no debe estar sin vigilancia.

Se debe tener precaución con estos alimentos

Chocolate y cacao

El chocolate y todos los alimentos que contienen cacao definitivamente no están en la dieta de perros y gatos. El chocolate contiene una sustancia llamada teobromina, que varía según el contenido de cacao. La dosis letal para un perro es de aproximadamente 100 mg de teobromina por kg de peso corporal. Esto es equivalente a aproximadamente 60 g de chocolate con leche o 8 g de chocolate negro. Incidentalmente, la descomposición del café, la cola y otras bebidas fuertes que contienen cafeína y el alcohol también es teobromina. Por lo tanto, debería ser evidente que estas bebidas son un tabú para nuestros perros. Puede encontrar más información sobre la intoxicación por chocolate en los perros en nuestro artículo de los consejos útiles.

Uvas y pasas

Deliciosas para nosotros – venenosas para perros. 11.6 g de uvas por kg de peso corporal ya pueden conducir a los primeros signos de intoxicación. Para las pasas, incluso una cantidad más pequeña es suficiente, ya que tienen una mayor concentración de sustancias nocivas debido al secado. Los primeros signos de envenenamiento en el perro son vómitos y diarrea. Si se han comido muchas uvas o pasas, los riñones también pueden fallar.

Aguacate

Los aguacates contienen mucha grasa y los perros aman la grasa. Sin embargo, en el aguacate también hay una sustancia llamada Persin, que es muy tóxica para los perros. Persin puede causar un trastorno muscular del corazón severo hasta la muerte.

Fruta caída y frutas con hueso

Los perros aman las frutas caídas debido a la dulzura. Sin embargo, grandes cantidades de ella pueden causar indigestión. Si se comen los huesos, puede por el contenido de ácido cianhídrico, causar trastornos neurológicos. El membrillo es indigesto para el perro, contiene muchos taninos y por eso tiene un sabor muy amargo.

Carambola

La carambola no es adecuada para perros con insuficiencia renal. En algunos casos, incluso se observó una restricción de la actividad del corazón.

Patatas crudas

Las patatas crudas son indigestas para perros y tampoco se toleran bien. Contienen un alcaloide esteroide llamada Solanina y está directamente debajo de la piel, especialmente en las áreas verdes y en las plántulas. Cuanto más verde es la patata, mayor es el contenido de solanina. Si tú mismo cocinas patatas, no le des al perro el resto del agua de cocinar, ya que contiene la solanina soluble en agua, que es muy estable al calor. Además, la patata contiene mucho almidón. Alimentar con patatas caseras de vez en cuando no es un problema para el perro sano, sin embargo, se debe evitar la alimentación permanente de patatas.

Naturavetal Consejo

Muchos fabricantes de piensos ofrecen un pienso sin cereales con una alta proporción de patatas. Con una alimentación diaria no recomendamos dar patatas debido al alto contenido de almidón. Para un pienso sano, mejor busca sustitutos de cereales saludables y de alta calidad, como el mijo o el trigo sarraceno (alforfón).

Tomates y berenjenas

Al igual que con las patatas, cuanto más verdes sean los tomates, mayor será el contenido de solanina. Los tomates maduros o demasiado maduros son menos dañinos debido al menor contenido de solanina. El pimiento verde es similar. Aquí preferimos los pimientos rojos, amarillos o naranjas. Pero estos cocinados, nunca crudos. La berenjena contiene grandes cantidades de solanina, por lo que no son adecuadas ni crudas ni cocinadas para darles de comer.

Aguaymanto (uchuva)

Las uchuvas, como las patatas y los tomates, pertenecen a la familia de las solanáceas y no son digeribles para el perro.

Ruibarbo​

Al igual que algunas verduras, el ruibarbo contiene ácido oxálico y no debe administrarse a cachorros y perros jóvenes hasta la edad de un año. Igualmente es tabú en perros con trastornos en el metabolismo del hierro.

Cebollas Y puerros

No importa en qué forma, ya sea cruda, cocida, frita o seca: las cebollas no están en la dieta del perro. Ni siquiera la capa exterior que a algunos perros les gustaría recoger de la basura. Esto se debe a los compuestos de azufre, alil propilo sulfuro y n-propilo disulfuro contenidos en las cebollas y los puerros. Destruyen los glóbulos rojos del perro y pueden provocar anemia potencialmente mortal. Esto sucede cuando alimentas con grandes cantidades de cebollas o puerros durante varios días. La dosis tóxica de las cebollas es de 50 g por día por kg de peso corporal. Los primeros signos de intoxicación pueden ser diarreas, vómitos, desmayos, pulso y respiración acelerado. Debido a la constante irritación excesiva con dosis demasiado altas, también puede conducir a problemas del sistema digestivo. Para el ajo, solo se aconseja precaución. Como destacó Paracelso: La dosis diferencia un veneno de un remedio. En pequeñas cantidades, el ajo es inofensivo e incluso saludable.

Legumbres

Judías, guisantes y lentejas se encuentran entre las legumbres. Son absolutamente inadecuadas para el perro y cocinadas son bastante indigestas. Las legumbres y todo tipo de col pueden llevar a meteorismo y gases, lo que a su vez puede favorecer una torsión de estómago.

Naturavetal Consejo

Si no tienes otra cosa que dar y hierves una pequeña cantidad de guisantes, asegúrate de añadir grasa, ya que la grasa reducirá la formación de gas por las bacterias intestinales. Sin embargo, los guisantes solo se deben dar en casos excepcionales.

Carne cruda de cerdo

El cerdo crudo puede contener el virus Aujeszky absolutamente fatal para perros y gatos. Aunque el virus, conocido como el de la pseudorabia ya casi no existe, no se puede descartar el peligro del todo. El virus es muy sensible al calor, por lo que la carne de cerdo siempre se debe dar solo cocinada.

Castañas

No hay nada de malo en darle a tu perro una castaña pelada y cocida. Las castañas son bajas en grasa y contienen muchas vitaminas del grupo B. Se permite como golosina, pero no deben ser parte de la comida principal. Por desgracia, algunos perros les encanta encontrarse castañas en el paseo, romper la cáscara verde y comérselas. Si el dueño del perro le da una patada a la castaña como reemplazo de una pelota, el perro, por desgracia, está aprendiendo el hecho de que las castañas son realmente divertidas. En la cáscara verde, así como en la propia castaña, hay ingredientes que son peligrosos para el perro en grandes cantidades y pueden conducir a la indigestión hasta en cantidades pequeñas. Cuando los perros comen las castañas, la superficie sigue siendo agradable y suave, pero si se tragan estas, la superficie de la castaña se vuelve rugosa por los ácidos estomacales y puede incluso quedar atrapada en los intestinos y por lo tanto dar lugar a una obstrucción intestinal. Lo mismo ocurre con las piedras, que pueden conducir a la obstrucción intestinal, además de la típica dentadura del comepiedras puede hasta causar una oclusión intestinal.

Nueces

Las nueces son bastante difíciles de digerir para un perro y generalmente contienen mucha grasa. Incluso si son ricos en muchos oligoelementos, tendrías que darle una gran cantidad de ellos para satisfacer sus necesidades. Además, las nueces contienen mucho fósforo. Debes evitar las nueces inmaduras, sin pelar. Pueden tener un moho venenoso que puede causar ataques epilépticos con convulsiones y temblores. Comer la cáscara verde también puede causar indigestión severa. Incluso las nueces negras relacionadas con las nueces normales pueden estar infestadas con un moho venenoso. Las nueces de macadamia son completamente inadecuadas para el perro, ya que contienen un ingrediente activo que puede causar trastornos neurológicos hasta parálisis.

Aditivos de azúcar xilitol
azúcar de abedul / E 967

El aditivo de azúcar xilitol, conduce a una secreción masiva de insulina en perros y si no recibe tratamiento conduce a la hipoglucemia y la muerte. Se absorbe a través de las membranas mucosas, por lo que los vómitos espontáneos o provocados por el veterinario no tienen ningún efecto. Los primeros síntomas de hipoglucemia ocurren en 10 minutos y se manifiestan por vómitos, apatía, trastornos de coordinación y convulsiones. Si el perro ha comido xilitol, azúcar de abedul o cualquier otro sustituto, debe administrarse agua azucarada, dextrosa o miel como primeros auxilios para sobrellevar el paso al veterinario. En el curso de la intoxicación con aditivo de un sustituto de azúcar, hay un daño hepático que a menudo termina en insuficiencia hepática aguda. Como resultado, la coagulación de la sangre se altera, por lo que los factores de sangre o de coagulación deben transfundirse. Si no se toman estas medidas o se demora, se trata de una hemorragia interna del perro.

Bayas crudas de saúco

Las bayas de saúco son absolutamente inadecuadas para los perros. Contienen la llamada sambunigrina, un glucósido liberador de cianuro, que también se encuentra en la fruta verde y en las ramas verdes. Puede causar diarrea severa y vómitos. Hirviendo se destruye el veneno.

Alimentos tóxicos y mortales

Aguacate
El hueso puede ser tragado y existe peligro de asfixia. Algunas variedades contienen Persin, que es tóxico para el perro y ataca al corazón.

Cebollas Y puerros
Las cebollas y todos los puerros crudos, cocidos, asados o secos son absolutamente inadecuados para los perros. Para el ajo, depende de la cantidad.

Legumbres
Las judías crudas y otras legumbres pueden causar meteorismo, son poco digeribles y promueven la formación de gases, lo que a su vez puede favorecer la torsión de estómago.

Patatas, berenjenas, tomates y demás.
Para todas las solanáceas se aplica lo siguiente: las manchas inmaduras, verdes, pero también las partes inferiores verdes de las pieles contienen solanina, que es venenosa para los perros.

Uvas y pasas
Dependiendo de la cantidad consumida, las uvas y las pasas son tóxicas para los perros. El consumo excesivo puede conducir a insuficiencia renal.

Fruta caída y frutas con hueso.
La fruta con hueso puede causar problemas digestivos en los perros. Si se comen muchas semillas, puede conducir al envenenamiento por cianuro.

Carambola
La carambola no es adecuada para perros, especialmente para los perros con insuficiencia renal.

Aguaymanto (uchuvas)
Las uchuvas pertenecen a la familia de los solanáceos y son indigestas para el perro.

Ruibarbo
El ruibarbo no es adecuado para cachorros, perros jóvenes y perros con trastornos del metabolismo del hierro. También contiene ácido oxálico.

Bayas crudas de saúco
Las bayas de saúco son en su forma cruda absolutamente inadecuadas para perros. Sólo hirviendo se destruye el veneno que contiene.

Nueces
Dependiendo de la variedad, las nueces son difíciles de digerir o completamente inadecuadas y también pueden ser venenosas debido a la infestación de moho.

Castañas
La cáscara verde contiene ingredientes que pueden ser peligrosos para el perro en grandes cantidades. En cantidades más pequeñas, conducen a la indigestión.

Carne de cerdo cruda
Ningún perro debe alimentarse con carne cruda de jabalí o cerdo. Existe un riesgo de transmisión del virus Aujeszky que se destruye solo con la cocción.

Chocolate y cacao
La teobromina es tóxica para los perros y se encuentra en el chocolate y el cacao. Cuanto más oscuro es el chocolate, mayor es la proporción de cacao y, por tanto, el contenido de teobromina.

Sustitutos del azúcar como xilitol / xilitol / azúcar de abedul / E 967
Todos los sustitutos del azúcar son absolutamente tabú para perros y gatos. Si no se trata, la hipoglucemia puede causar la muerte.

alimentos venenosos 

alimentos poco saludables

Información Naturavetal

La dosis diferencia un veneno de un remedio. El peso y la altura del perro deciden si solo tolera algo o si se trata de un envenenamiento que amenaza la vida. Un buen ejemplo de esto es el consumo de chocolate o cacao: la dosis letal es de aproximadamente 100 mg de teobromina por kg de peso corporal. Dependiendo del contenido de cacao, esto corresponde a aproximadamente 60 g de chocolate con leche o 8 g de chocolate negro. Para un chihuahua pequeño, dos trozos de chocolate negro con el contenido de teobromina correspondiente serían potencialmente mortales.

Síntomas

Los síntomas de envenenamiento no siempre son visibles de forma inmediata y clara. También pueden ocurrir varios síntomas simultáneamente. El dueño de un animal que es atento sabe cuándo su mascota se comporta de manera diferente a lo usual. Debes buscar los siguientes síntomas de envenenamiento:

  • diarrea
  • vómito
  • Salivación fuerte
  • Pérdida del equilibrio, hasta desmayos.
  • Emoción fuerte, pupilas dilatadas, inquietud corriendo de un lado a otro
  • fiebre
  • Espuma en / alrededor de la boca
  • Caída de temperatura drástica, por ejemplo debido a un shock
  • Temblor repentino y fuerte
  • Calambres / malestar, el perro mira hacia el estómago o se retuerce.
  • Problemas cardíacos / circulatorios, hasta colapso
  • Problemas respiratorios, hasta dificultad respiratoria.
  • Sangrado de causa desconocida en vómitos o heces.

No todos los síntomas aparecen al mismo tiempo y, según la naturaleza del envenenamiento, se pueden reconocer de inmediato o solo después de unas horas. El envenenamiento con veneno para ratas puede detectarse pasado un período de 36 horas, pero luego es mortal. El viaje al veterinario debe hacerse de inmediato. Dependiendo de la toxina, los síntomas pueden ser variados.

Esto es lo que puedes hacer si tu perro se ha comido alimentos venenosos

Plan de emergencia

Línea directa: por lo general ofrecen los veterinarios u hospitales veterinarios una línea telefónica de emergencia. Guarda el número en tu móvil. Así lo tienes siempre a mano y puedes reaccionar rápidamente en caso de emergencia sin tener que buscarlo.

Clínica u hospital veterinario: La repentina aparición de temblores, vómitos o pérdida del equilibrio indica que tu perro ha comido un alimento venenoso para él. En este caso, debes consultar inmediatamente a una clínica o un hospital veterinario. Si te has dado cuenta que veneno o que alimento ha comido tu mascota, darle al veterinario la información ya por teléfono en el camino a la clínica así aprovechas un tiempo valioso para el perro y no se pierde a la llegada al veterinario. Además el veterinario puede prepararse adecuadamente.

Ambulancias veterinarias: En algunas ciudades, ya hay servicios de rescate de animales que ofrecen un servicio de emergencia las 24 horas. ¿Quizás hay uno en tu aérea?

Nuestro equipo de expertos te ayuda con todas tus preguntas de lunes a viernes de 9.30 a 14.00 por teléfono 0034 93 184 57 59  o por email: info@naturavetal.es

Compartir esta entrada

Share on email
Email
Share on print
Imprimir
Naturavetal Newsletter

Nuestro newsletter con valiosos consejos e información sobre nuevos productos

Regístrese ahora de forma rápida y fácil para nuestro newsletter informativo. En él le informamos acerca de nuestras novedades sobre comida para perros pura, natural y saludable y comida para gatos biológicamente adecuada, y le damos valiosos consejos sobre alimentación y mantenimiento, para una vida saludable y vital de su perro y su gato.